Atacan contrabando de piezas arqueológicas en la región Centroamericana

Flickr/Charles Tilford
Flickr/Charles Tilford

Aunque son menos sangrientas, escandalosas y visibles que las mafias centroamericanas e internacionales del contrabando de personas, drogas o armas, las cadenas ilícitas del tráfico de bienes arqueológicos en Centroamérica controlan un pujante negocio que abastece colecciones privadas en Estados Unidos, Canadá y Europa, y deteriora la riqueza cultural e histórica regional.

Catalogado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como una de las 23 principales modalidades del crimen organizado que operan en Centroamérica, con una complejidad baja pero con una gravedad y una organización de rango medianas, el negocio del robo, exportación y comercialización ilegal de bienes culturales es controlado por redes de ámbito nacional y trasnacional y sigue golpeando al istmo pese a las batidas para intentar eliminarlo o, al menos, reducirlo.

“Las joyas sustraídas, como las cerámicas, el barro, las piedras talladas por nuestros ancestros, para nosotros son reliquias sagradas, no son para comercializarlas ni para hacer dinero”, afirmó el guatemalteco Diego Cotiy Mas, miembro del Gran Consejo de Autoridades Ancestrales Mayas, Xinkas y Garífunas, máxima representación indígena y afrodescendiente de Guatemala.

“Es una riqueza para darle su valor y su honor dentro de nuestro punto de vista sobre el origen y la formación del universo”, dijo Cotiy Mas, en una entrevista con EL UNIVERSAL.

Encubiertos como supuestos representantes de centros internacionales de investigación, relató, “muchos se aprovecharon y vinieron a nuestros países a saquear sitios arqueológicos. Se llevaron nuestra riqueza a exposiciones públicas y privadas del exterior. Es muy triste pensar que estas piezas han dado mucho dinero y riqueza e historia en otros países, pero el tronco de la cultura que fue robado es nuestro”.

Para luchar contra la expoliación del acervo de los mayas y de otras culturas ancestrales mesoamericanas, los gobiernos de México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá han elaborado una “lista roja” de bienes culturales en peligro.

El objetivo es combatir el saqueo y la destrucción de los sitios arqueológicos del área, el robo a museos e iglesias y el tráfico ilícito y contribuir con autoridades judiciales, policiales y aduaneras de la zona para proteger el patrimonio.

La Secretaría de Cultura de la Presidencia de El Salvador informó que la “lista roja” fue concebida como instrumento de ayuda a museos, casas de subasta, comerciantes de arte, coleccionistas y agentes gubernamentales, como sectores interesados, a identificar piezas exportadas ilegalmente de México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Aunque la lista está incompleta, precisó, “describe varias categorías de objetos en peligro que pueden ser sujetos de compra-venta ilícita en el mercado de antigüedades”. El listado incluye bienes de los periodos prehispánico en cerámica, metales, lítica, concha y hueso; y colonial y republicano en pintura, escultura, documentos y platería.

Por la gran variedad de objetos, formas, estilos y periodos, cualquier antigüedad proveniente de la región deberá considerarse sospechosa y sometida a medidas cautelares, ya que está protegida por las legislaciones de cada país que prohíben su tráfico, exportación y venta. La intención es que eventuales interesados eviten adquirirlos y denuncien el contrabando a las autoridades locales y a la INTERPOL.

“En los últimos 20 años se han interceptado exportaciones ilícitas de bienes culturales que manifiestan un incremento en el interés por antigüedades en el mercado internacional. Esta demanda ha incentivado las excavaciones clandestinas en sitios arqueológicos, así como el aumento de los robos en iglesias y museos”, aseguró la Secretaría al recordar que el tráfico ilícito de la riqueza cultural patrimonial persiste, pese a que está prohibida por leyes nacionales e internacionales.

Los contrabandistas, que son centroamericanos con vínculos foráneos, “rompen básicamente el patrimonio cultural”, comentó el vocero de la Policía de Guatemala, Donald González, consultado por este diario. Cuando se investiga la desaparición de algunas piezas, pronto se detecta que “están en otros países”, puntualizó, al recordar que, en una práctica que existió en el pasado reciente, hasta se anunciaba públicamente que riquezas extraídas de algún lugar arqueológico centroamericano ya estaban en venta al mejor postor.

Fuente: Radio La Primerisima

Anuncios

Un comentario en “Atacan contrabando de piezas arqueológicas en la región Centroamericana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s